Ambientación
La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano.
Palabras muy ciertas del escritor Aldous Huxley, pero ¿porque esclavizarse ante una verdad absoluta cuando la enfermedad es un estado pasajero y reversible en la mayoría de los casos? Porque esa es la razón por la que has llegado aquí… ¿o me equivoco?
Novedades


00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Que le robarias al de arriba?
Miér Jun 28, 2017 5:42 am por Shadow

» Cuenta hasta 10 y besa a...
Jue Jun 01, 2017 11:41 am por Shadow

» Confesionario
Miér Mayo 31, 2017 9:16 am por Shadow

» Borrón de cuenta
Miér Mayo 24, 2017 6:58 pm por Invitado

» Busco Rol
Lun Mayo 22, 2017 12:58 am por Alvaro Garay

» Plan de emergencia, revivamos RB!!
Sáb Mayo 20, 2017 7:51 pm por Tenchou Vip

» James Kradzer
Miér Mayo 17, 2017 9:48 pm por Ian Laine

» Reglamento
Dom Mayo 07, 2017 9:48 pm por James Kradzer

» Reima Harada (ID)
Lun Mar 06, 2017 10:17 am por Natsuru

» [BUSCO] Rol ♥
Jue Mar 02, 2017 6:31 am por Ryu Tsuruga

Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Gracias a Source Code y a Captain Knows Best por las tablillas. Historia original creada por Julien. Diseño del foro encargado de Natsuru. Agradecimientos a 龍烏こう(Tatsuo kou) quién nos autorizó a utilizar sus imágenes en el foro. Esta obra esta protegida bajo una licencia de Creative Commons. ¡No robes el trabajo de otros!

B R O T H E R S & S I S T E R S

Élite 1/40



Alexis White

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alexis White

Mensaje por Alexis White el Lun Mar 09, 2015 8:37 pm

ALEXIS WHITE

21

Uke

Paciente: Cuidados Intensivos

Disautonomía


DESCRIPCIÓN FÍSICA
Alexis es un muchacho albino, por lo que su piel es muy pálida, su cabello es largo y blanco y tiene los ojos grises claros. Su altura es de 1'71m y es de complexión delgada. Suele vestir en tonos oscuros que contrastan con su blanca piel. Sus orejas son ligeramente puntiagudas, una característica de nacimiento. Físicamente suele parecer cansado, con suaves ojeras bajos sus ojos provocadas por su enfermedad y el insomnio. Es usual ver su piel marcada por hematomas o rojeces ya que su piel es muy sensible dado su albinismo y su enfermedad le provoca repentinos desmayos o una visión borrosa en determinadas ocasiones que provocan que se golpee dejando unas claras marcas. A veces lleva un parche o gafas que contrarrestan su visión borrosa por orden del médico.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA
Alexis suele ser un chico muy calmado, tranquilo y de pocas palabras. No suele hablar mucho e incluso el mismo se aisla de los demás en algunas ocasiones pues siente que no encaja demasiado. Parece no sonreír nunca y no ser muy sociable, cosa que le da una apariencia un tanto triste. Pero en el fondo sueña con poder salir y relacionarse con los demás como cualquier persona normal ya que su enfermedad le tiene en aislamiento y vigilado.
Por lo demás, Alexis está psicológicamente bien, recuperado de su anterior depresión por la muerte de su madre. Aunque su enfermedad no le provoca ningún trastorno relacionado con su estado psicológico, si bien puede provocarle cierta depresión al no relacionarse demasiado y sentirse inútil al estar condicionado por su enfermedad.

GUSTOS Y DISGUSTOS
Gustos:
-Se pasa el día leyendo o sentado junto a la ventana observando los pájaros y los jardines.
-Le encanta pasear por parques y jardines cuando aún luce el sol.
-Sueña con poder valerse por sí mismo e ir a donde se le antojase sin depender de nadie o estar condicionado por su enfermedad.

Desagrados:
-Que le obliguen a comer cuando no tiene hambre.
-El frío.
-Los ruidos molestos como el hablar muy fuerte o los golpes ya que le provocan un intenso dolor de cabeza.
-Que le prohíban ir a algún lugar con la excusa de que no es bueno para su salud. (Aunque siempre acaba haciendo caso pues no tiene más remedio.)
-Que le pregunten acerca de su vida antes de ingresar.


HISTORIA
Alexis tenía unos 15 años cuando comenzó a tener alergia a varias comidas y se sentía cansado, con falta de energía. Comerlas le provocaba picor en la boca y malestar general. Comenzaba a sentirse débil. Su madre, preocupada, acudió a un médico y éste le dijo que si evitaba aquellas comidas que le causaban aquel estado de falta de energía, se recuperaría en poco tiempo. Y así fue, Alexis comenzó a sentirse mejor y poco a poco comenzó a levantar cabeza.
Pero aquel cansancio no era más que la precuela de una enfermedad incurable que florecería años después.

A la edad de 17 años volvió a sentir aquellos síntomas con más fuerza que de costumbre, pero no tenían nada que ver con la comida. El joven lo achacó al estrés por los estudios y la falta de dinero en casa ya que solo vivía con su madre y ésta tenía trabajos temporales que le proporcionaban un salario justo para sobrevivir.
Al ser una etapa de dura adolescencia y rebeldía solía discutir con su madre. Ésta le decía que fuese al médico de nuevo pero Alexis se negaba a ser de nuevo el raro y débil Alexis, se negaba a reconocer que podría tener algo malo, algún tipo de enfermedad. Estaba a las puertas de entrar en la universidad y solo quería centrarse en estudiar y hacer una vida normal ocultando sus problemas tanto de salud como en casa.

Aquella tarde de viernes discutió con su madre y salió de casa dando un portazo. No salió con nadie, simplemente salió a dar una vuelta para despejar la mente y mantenerse lejos de aquella madre que, agobiada con sus propios problemas, le gritaba a Alexis por los suyos.
Él la quería, era su única familia pues era madre soltera y no tenía noticias de su padre y ni siquiera de quién podría ser, pero tampoco se interesaba por alguien que había abandonado a su madre estando embarazada, por lo que nunca se planteó el buscarle. Ella era todo lo que quería y necesitaba.
Pensando todo aquello notaba como su visión se enturbiaba un poco e incluso se mareaba teniendo que apoyarse en un muro, suspiró y alzó la mirada al cielo. Era consciente de que no se encontraba bien de salud.
Aceptando su estado y la razón que su madre llevaba, retomó el camino de vuelta a casa con la firme intención de disculparse con ella y aceptar ir al médico.

Pero su vida no había hecho más que empeorar. Su madre se había dejado encendida la hornilla o más que encendida, dejó el gas abierto sin llegar a prenderlo pues se había entretenido discutiendo con su hijo. Cuando salió tras Alexis para detenerle y poder hablar con él, convencerle de que fuese al médico, olvidó que el gas estaba abierto. No le dio alcance y tras un triste suspiro al notar que perdía a su hijo, volvió a entrar en casa con la intención de prepararle a Alexis su comida favorita, hacer las paces y hablar con él del tema. Algo que jamás podría cumplir.

Cuando Alexis se iba aproximando a su casa, notó un resplandor en la noche, un resplandor acompañado de una enorme columna de humo. El muchacho tragó y rezó porque no fuese su casa. Echó a correr angustiado gritanto "¡mamá, mamá!" una y otra vez para pararse frente a lo que era su casa...una casa en llamas en la que era imposible entrar. Alexis trató de llamar a su madre a gritos e incluso al móvil...pero no obtuvo ni una mera señal. Poco después llegaron los bomberos que confirmaron el fallecimiento de una mujer en el interior de la casa.

Tras aquel suceso, la vida de Alexis no hizo más que empeorar. Alexis se culpaba de haber discutido con su madre aquel día, de haberla dejado sola y de no haber podido decirle siquiera un "te quiero" antes de morir. Se culpaba de que ella hubiese fallecido mientras estaban enfadados o más bien...Él sabía de sobra que su madre solo estaba preocupada, era demasiado buena como para enfadarse con su único hijo. A causa de esto, su salud comenzó a empeorar, los síntomas cada ve eran más fuertes. Perdía la visión repentinamente, se mareaba e incluso llegaba a desmayarse. Sentía que no tenía energías para nada ni siquiera para levantarse del sofá e ir a clases.
Abandonó sus estudios y poco después tomó la decisión de acudir a algún psicólogo.
El psicólogo le diagnosticó depresión y achacó todos los síntomas a ésta y al estrés que sufría. Convencido de que debía tirar hacia adelante, buscó algún que otro trabajo temporal que le permitiese ganar algo para sobrevivir mientras sobrevivía con los ahorros de su madre.
Pasaron unos meses y su estado físico y mental no le permitieron encontrar trabajo. Solo vivía de aquellos ahorros que tenía su madre guardados para la universidad de su hijo.
Los servicios sociales le dieron la opción de buscar alguna familia o de vivir en un piso de alquiler muy básico para huerfanos mayores de edad ya que Alexis había cumplido 18 años reciéntemente.
Alexis se negó a buscar otra familia y vivió un tiempo como pudo. Comenzó a levantar cabeza y pasó el año yendo al psicólogo, e incluso encontró un trabajo malpagado como dependiente de un combini  que le ofrecía lo justo para poder vivir.

Con el tiempo, su estado psicologico iba mejorando pero no notaba mejoría en su cuerpo. Seguía igual de cansado, sufriendo aquellos repentinos mareos y desmayos y la pérdida de visión. Comenzó a plantearse entonces que quizás no fuese estrés ni depresión...y mucho menos una tonta alergia como le dijeron años atrás.
Una mañana pidió libre en el trabajo y se acercó al médico. Éste se temió lo peor y le mandó unos análisis...unos análisis que darían con su enfermedad: Disautonomía, un grupo de trastornos provocados por un mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo.
Poco después fue ingresado en el Hospital Red Beryl para un mayor diagnóstico y controlar la evolución de su enfermedad. Lo que no sabía Alexis es que no saldría de allí nunca puesto que su enfermedad no tenía cura.

Y así es como, el 2 de Enero de 2014 a la edad de 20 años, Alexis fue ingresado en el Hospital Red Beryl con la enfermedad de Disautonomía con el requerimiento de cuidados intensivos y la constante medicación para paliar su enfermedad en la medida de lo posible con un diagnóstico final de "sin cura".

DATOS ANEXOS
Su enfermedad tiene los síntomas de: taquicardia, bradicardia, palpitaciones, dolor en el pecho, presión sanguínea peligrosamente baja, cambios amplios y/o bruscos en la presión sanguínea, mareos, desmayos o estados pre-síncope, problemas gastrointestinales, náuseas, insomnio, falta de aliento, ansiedad, temblores, micciones frecuentes, convulsiones, empobrecimiento cognitivo, visión borrosa o en túnel, y migrañas. (No tienen por qué darse todos.)
La relación de que la alergia a la comida pudiese ser el causante de su malestar es que, cuando esta enfermedad es débil, se suele confundir con una reacción del cuerpo frente a la alergia producida por ciertos alimentos.
Por otro lado, lo mismo pasa con la depresión que afecta al estado físico y psicológico de manera parecida en cuanto a cansancio y visión borrosa en algunos casos.
Ambas razones son por las que hasta los 20 años no se le reconoció al joven la enfermedad.

Las medidas que pueden aliviar los efectos de la disautonomía varían según el tipo de afección concreto. Ante la presencia de mareos suele ser recomendable tumbarse para facilitar la llegada de oxígeno al cerebro. De forma general, se recomienda incorporar a la rutina diaria hábitos que intenten mejorar el retorno sanguíneo, como pueden ser:

Realizar unas 5 o 6 comidas diarias, evitando así una acumulación excesiva de sangre en el estómago.
Realizar ejercicio aeróbico varias veces por semana para mantener el tono muscular.
Beber unos 3 litros de líquidos a diario para estar bien hidratado. En los casos que sea posible conviene aumentar al mismo tiempo la ingesta de sal, para poder retener el líquido ingerido.
Evitar permanecer de pie de forma prolongada y si no se puede evitar, hacer pequeños movimientos como ponerse de puntillas o cruzar las piernas. Lo mismo es aplicable a viajes de larga duración sentados: conviene cierto movimiento de vez en cuando. En el mismo sentido, minimizar el tiempo que se esté caminando despacio en, por ejemplo, supermercados o museos.







Nombre original del personaje y serie a la que pertenece: Personaje Original de una artista de DeviantArt







avatar
Mensajes :
4
Fecha de inscripción :
09/03/2015
Localización :
En mi habitación.

Alexis White

Volver arriba Ir abajo

Re: Alexis White

Mensaje por Ian Laine el Miér Ago 19, 2015 11:53 pm


--------------

avatar
Staff | Red Beryl
Mensajes :
141
Fecha de inscripción :
07/02/2012
Localización :
Highway to Hell~
Empleo /Ocio :
por aqui, por alla...

Ian Laine
http://el-perro-de-brukhonenko.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.