Ambientación
La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano.
Palabras muy ciertas del escritor Aldous Huxley, pero ¿porque esclavizarse ante una verdad absoluta cuando la enfermedad es un estado pasajero y reversible en la mayoría de los casos? Porque esa es la razón por la que has llegado aquí… ¿o me equivoco?
Novedades


00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.

00.00
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» ¿Que le robarias al de arriba?
Miér Jun 28, 2017 5:42 am por Shadow

» Cuenta hasta 10 y besa a...
Jue Jun 01, 2017 11:41 am por Shadow

» Confesionario
Miér Mayo 31, 2017 9:16 am por Shadow

» Borrón de cuenta
Miér Mayo 24, 2017 6:58 pm por Invitado

» Busco Rol
Lun Mayo 22, 2017 12:58 am por Alvaro Garay

» Plan de emergencia, revivamos RB!!
Sáb Mayo 20, 2017 7:51 pm por Tenchou Vip

» James Kradzer
Miér Mayo 17, 2017 9:48 pm por Ian Laine

» Reglamento
Dom Mayo 07, 2017 9:48 pm por James Kradzer

» Reima Harada (ID)
Lun Mar 06, 2017 10:17 am por Natsuru

» [BUSCO] Rol ♥
Jue Mar 02, 2017 6:31 am por Ryu Tsuruga

Créditos
Skin hecho por Hardrock de Captain Knows Best. Gracias a Source Code y a Captain Knows Best por las tablillas. Historia original creada por Julien. Diseño del foro encargado de Natsuru. Agradecimientos a 龍烏こう(Tatsuo kou) quién nos autorizó a utilizar sus imágenes en el foro. Esta obra esta protegida bajo una licencia de Creative Commons. ¡No robes el trabajo de otros!

B R O T H E R S & S I S T E R S

Élite 1/40



Casey Wallace Glas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casey Wallace Glas

Mensaje por Casey W. Glas el Sáb Ago 16, 2014 11:35 pm

Nombre: Casey Wallace Glas.

Edad: 19 años.

Tipo de Paciente: Terminal.

Motivo de ingreso: Etapa avanzada de un trastorno genético (Enfermedad de Batten).

Uke/Suke/Seme: Uke.

Descripción física: A primera vista, con poco más de un metro setenta de estatura, no parece ser alguien particularmente enfermo; aunque toda su vida haya transmitido cierto aire de fragilidad con el que nunca ha estado muy contento. Su contextura media aunque de formas estilizadas, tez clara, y facciones suaves, suelen dar la impresión de que la más ligera brisa podría derribarlo.
Cuando pequeño solían gustarle bastante los deportes, y aún conserva una parte del tono muscular que adquirió durante aquellos años. Otra cosa que perdura en él desde ese entonces, es una cicatriz pequeña hacia uno de los costados de su frente; la cual bien podría pasar por un moretón no muy oscuro.
Lleva el cabello; cuyo tono rojizo se asemeja más al rosa; un poco largo, llegando los ondulados mechones un poco más abajo de su barbilla. Cuando sus manos se lo permiten, gusta de apartárselo de los ojos con pasadores, o atarlo con ligas. El color de sus ojos, originalmente pardo, se ha ido aclarando con el tiempo hasta asemejarse al de su cabellera; y la forma de ellos suele conferirle un aspecto melancólico aún cuando se encuentra sonriendo.

Spoiler:


Descripción psicológica: Si bien se considera una persona mayormente alegre, da una gran importancia a digerir las situaciones, por problemáticas que sean, y gradualmente aceptarlas. Esto es un aprendizaje que le ha dejado el vivir con su enfermedad, y por lo mismo es que se ha convertido en alguien extremadamente paciente y tolerante.
Lo único que parece molestarle de buenas a primeras, es que lo traten como si no debiese siquiera caminar por sí mismo. Es consciente de que su estado de salud no es el mejor, y de que con el tiempo sólo puede empeorar, pero eso no lo hace menos seguro de sus capacidades mentales y motrices; aunque tal vez debiera de serlo al menos un poco. En este aspecto, puede ser increíblemente terco.
Le agrada mucho socializar y conocer personas nuevas; aún si no es un chico muy conversador, gusta de formular preguntas y escuchar las respuestas que obtiene con atención.
Su estado de ánimo parece cambiar y depender del día, de las cosas con las que se tope, o simplemente del estado del clima.

Gustos y disgustos: Los deportes, aunque no pueda practicarlos, son su adoración, y jamás deja pasar la oportunidad de al menos escuchar los partidos que transmiten por televisión o radio. También le agradan mucho los días soleados, y durante aquellos en los que su cuerpo no decide jugarle en contra, es habitual verlo caminando de un lado a otro.
Odia por sobre todas las cosas que lo confinen y lo obliguen a permanecer en cama, por mucho que sus síntomas se pronuncien y le impidan moverse con libertad.

Historia:
- ¡Vamos mamá! ¡Date prisa que ya estoy atrasado! - Por mucho que hubiera insistido una y mil veces en que podía llegar él solo a sus clases de natación, a su madre parecía no quedarle claro. Eso le parecía indignante ¿Todavía creía que tenía nueve años? Eso había sido hacía tanto tiempo que no lo recordaba; ahora tenía diez y claramente podía tomar el autobús para llegar a la piscina en una sola pieza.

Para que no se quejase tanto por la demora, la mujer accedió a darle las llaves del auto y dejar que la esperara allí. Él, muy emocionado, las tomó y corrió hacia la camioneta; aunque pasó un rato antes de que lograra dar con el botón que abría las puertas y desactivaba la alarma.
Era extraño, pero últimamente sus gafas no lograban cumplir con su propósito de ayudarle a ver mejor, y debía entonar los ojos y acercarse mucho a lo que intentaba ver para poder detallarlo. En todo caso no era algo a lo que daba mucha importancia, y por lo mismo no lo había comentado hasta ahora a sus padres.
Le agradaba pasar los días jugando soccer en el colegio, y repartiendo sus horas libres entre clases de natación, de piano, y de judo; en cambio, las visitas al médico hasta ahora le parecían una pérdida de tiempo.

Desde su casa a la piscina transcurrieron unos pocos minutos, los cuales pasó dando algunos saltos y con la cara pegada al cristal de la ventana, entretenido al ver cómo pasaban por las distintas calles hasta su destino. Ni bien hubieron llegado, bajó del vehículo dando un portazo y corrió a encontrarse con el resto de sus compañeros. Creyó escuchar a su madre gritarle que tuviese cuidado, pues últimamente se tropezaba hasta con el aire; más decidió no prestarle atención.
Tenía diez años, no necesitaba que estuvieran vigilándolo siempre, como si fuera un bebé.
Como si no pudiera hacer nada.

Nadar le encantaba. El pequeño esperó pacientemente a que fuera su turno, y al llegar éste, se dirigió sin demora al carril que le correspondía, se posicionó en el bordillo, y saltó con el sonido del silbato del profesor.
Las coloridas boyas que bordeaban el camino le servían para no salirse de él, mientras con cada patada y cada brazada se sentía más cerca del borde de la piscina; de la meta que tenía impuesta. Lo que comenzaba a parecerle extraño era no poder verlo.

De su boca escapó un grito, el que resonó ahogado por el agua a su alrededor; al tiempo en que un dolor agudo con origen en su frente rezumaba a través de su cabeza. Había chocado, tan rápido como iba, con la pared de la pileta.
Intentó valerse de sus brazos y piernas para salir a la superficie, y entonces fue que se percató de que éstos no le respondían, si no que se movían como si tuvieran mente propia.

Para cuando fue nuevamente consciente de sí mismo, se encontraba tendido en la cama de una habitación que no conocía. No sabía en donde estaba, pero el olor le recordaba al de los consultorios que de vez en cuando visitaba; cosa con la que de inmediato no estuvo muy contento.
- Mamá - La llamó al verla bajo el umbral de la puerta. Nunca esperó que en lugar de acercarse, ella se alejara como si no quisiera verlo, y confundido por esto, llamó a su padre en un tono bastante más bajo.
- ¿Qué hago aquí? - Ahora que lo notaba, tenía una vía conectada al brazo derecho y un apósito en el izquierdo. Suponía que debía haber otro en su frente, en donde se había golpeado, ya que le picaba y escocía. Sólo recordaba el golpe, y luego nada más.
¿Cuándo le habían puesto aquellas cosas?

Odiaba que en ese entonces, nadie le hubiera dicho qué era lo que realmente pasaba.

Durante los primeros años se sintió muy molesto con ambos de sus padres, los que se limitaron a retirarlo de todos los talleres deportivos en los que participaba sin decirle nada.
Con el tiempo, llegó a la conclusión de que ellos no querían aceptarlo; así como al pasar los años, su visión se deterioraba y su memoria se tornaba menos fiable.
Cuando cumplió diecisiete años pudo ponerle finalmente un nombre a lo que le ocurría. Aún si ya se había habituado a que sus ojos no distinguieran mayor detalle, a que de sus días sólo pudiera recordar fragmentos, y a los espasmos que en algunas ocasiones no le permitían moverse; fue sólo entonces que todo cobró sentido para él.

Fue también cuando cumplió diecisiete años que comenzaron a derivarlo de un hospital a otro. La enfermedad de Batten no era una precisamente común, y gran parte del tiempo, los médicos no sabían qué hacer con él.

No llevaba mucho de haber cumplido los diecinueve, y estaba consciente de que lo más probable era que muriera poco después de pasados los veinte. Conocía un caso que había alcanzado a llegar a los treinta, mas no estaba seguro de desear eso para sí mismo.
Estaba cansado de ir de un establecimiento a otro.
Sólo esperaba que los días que le restaban fueran tranquilos, y que este nuevo "hogar" fuera el último en el que debiera de estar.


Extras:
Su trastorno lo hace tartamudear algunas veces, o confundir las palabras al hablar, por lo que prefiere mantenerse callado siempre que puede.
Aún resiente no haber estado consciente de su afección desde un principio.
Su sentido de la vista, actualmente, está limitado a discernir borrones de colores y sombras a grandes rasgos. Si bien ya no puede distinguir caras y expresiones, su oído y su tacto han servido para suplir esta falencia.
Es de ascendencia gaélica, nacido y criado en Escocia.

____________________________________

Nombre de la serie/manga/videojuego al que pertenece: Starry☆Sky
Nombre real del personaje: Aozora Hayato
avatar
Mensajes :
9
Fecha de inscripción :
16/08/2014

Casey W. Glas

Volver arriba Ir abajo

Re: Casey Wallace Glas

Mensaje por Ian Laine el Dom Ago 17, 2014 7:26 pm


--------------

avatar
Staff | Red Beryl
Mensajes :
141
Fecha de inscripción :
07/02/2012
Localización :
Highway to Hell~
Empleo /Ocio :
por aqui, por alla...

Ian Laine
http://el-perro-de-brukhonenko.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.